¡Ya está on demand el último webinar «Flying Tiger evoluciona y automatiza su proceso de firma electrónica para RRHH con Hire & Sign». VER WEBINAR.

Medidas para garantizar la salud mental en el trabajo

Compartir

Freekpic

La mitad de los problemas de salud mental tiene relación con el trabajo, según un estudio realizado por Infojobs. La salud mental es, junto con el elevado coste de la vida, una de las dos principales preocupaciones de la Generación Z y los Millennials (Global 2023 Gen Z & Millennial Survey elaborado por Deloitte). Incluso, el 32% de los encuestados está dispuesto a abandonar su trabajo para proteger su salud mental, según el estudio Estado del mercado laboral en España realizado por Infojobs y Esade. Pero, ¿cuáles son los principales problemas que afectan a la salud mental de los profesionales?

Principales problemas

Estrés laboral: La presión constante para cumplir con plazos, las altas demandas de trabajo y la falta de control sobre la carga laboral pueden llevar a niveles elevados de estrés. El estrés prolongado puede contribuir a problemas de ansiedad, depresión y agotamiento emocional.

Agotamiento (burnout): El agotamiento se caracteriza por una sensación de agotamiento físico y emocional extremo, despersonalización y una disminución de la realización personal en el trabajo. Se ha relacionado con la falta de equilibrio entre el trabajo y la vida personal, así como con la falta de recursos para hacer frente a las demandas laborales.

Acoso laboral: El acoso laboral, también conocido como mobbing o bullying en el trabajo, puede tener un impacto devastador en la salud mental de las personas. Esto puede manifestarse a través de comportamientos intimidantes, insultos, humillaciones o exclusión social en el entorno laboral.

Inseguridad laboral: La preocupación constante por la estabilidad del empleo puede generar ansiedad y estrés. Los contratos temporales, la amenaza de despidos y la falta de perspectivas de desarrollo profesional pueden contribuir a la inseguridad laboral. La falta de medidas que garanticen la seguridad física de los profesionales en actividades de conllevan riesgo también afecta negativamente a la salud mental.

Cargas excesivas de trabajo: Tener una carga de trabajo abrumadora, ya sea debido a la falta de recursos, la falta de personal o las altas expectativas, puede afectar negativamente la salud mental al dificultar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Falta de apoyo y reconocimiento: La falta de apoyo por parte de los superiores y compañeros de trabajo, así como la ausencia de reconocimiento por el esfuerzo y los logros, pueden causar sentimientos de desvalorización y contribuir a problemas como la depresión y la baja autoestima.

Falta de autonomía y control: La falta de control sobre el propio trabajo y la imposibilidad de tomar decisiones pueden generar frustración y malestar emocional. Sentirse atrapado en un entorno laboral en el que no se pueden aplicar habilidades y capacidades puede afectar la autoestima.

Desbalance entre trabajo y vida personal: La dificultad para establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal puede causar un agotamiento rápido y dificultades para relajarse y recuperarse fuera del horario laboral.

Tecnología y conectividad constante: La tecnología moderna puede llevar a una conectividad constante, lo que hace que sea difícil desconectarse del trabajo incluso después de horas laborales. Esto puede interferir en el tiempo de descanso y aumentar el estrés.

Proteger la salud mental

Las organizaciones desempeñan un papel crucial en la promoción de la salud mental de sus empleados y en la prevención de problemas relacionados con el trabajo. Aquí hay algunas medidas que pueden tomar para minimizar estos problemas:

  1. Crear un entorno de trabajo saludable: Fomentar una cultura organizacional que valore el bienestar de los empleados es fundamental. Esto implica promover la comunicación abierta, el respeto mutuo y la empatía entre los miembros del equipo.
  2. Establecer políticas de salud mental: Implementar políticas claras relacionadas con la salud mental en el lugar de trabajo puede ayudar a establecer expectativas y normas positivas. Estas políticas pueden abordar temas como el acoso laboral, el agotamiento y el apoyo a la salud mental.
  3. Ofrecer programas de bienestar: Proporcionar programas que fomenten la salud mental, como talleres de manejo del estrés, sesiones de mindfulness, yoga o actividades de equipo, puede ayudar a los empleados a manejar mejor las demandas laborales.
  4. Capacitación en manejo de estrés y habilidades emocionales: Proporcionar capacitación en técnicas de manejo de estrés, resiliencia y habilidades emocionales puede ayudar a los empleados a enfrentar mejor los desafíos laborales y personales.
  5. Promover el equilibrio entre trabajo y vida personal: Fomentar políticas que permitan a los empleados desconectarse del trabajo fuera del horario laboral puede ayudar a prevenir el agotamiento y mejorar la salud mental en general.
  6. Fomentar la autonomía y el desarrollo profesional: Brindar a los empleados la oportunidad de tomar decisiones y participar en proyectos que utilicen sus habilidades y capacidades puede aumentar su sentido de valía y satisfacción laboral.
  7. Establecer límites claros: Definir expectativas realistas en cuanto a la carga de trabajo y los plazos puede ayudar a prevenir el estrés y garantizar que los empleados no se sientan abrumados.
  8. Reconocimiento y retroalimentación: Reconocer y recompensar los logros de los empleados, así como proporcionar retroalimentación constructiva, puede aumentar su motivación y autoestima.
  9. Promover la diversidad e inclusión: Fomentar un ambiente diverso e inclusivo puede crear un sentido de pertenencia y apoyo, lo que a su vez puede contribuir positivamente a la salud mental de los empleados.
  10. Liderazgo ejemplar: Los líderes de la organización deben ser modelos a seguir en cuanto a la promoción del bienestar y la salud mental. Su apoyo y actitud hacia estos temas pueden influir en la cultura general de la empresa.

 

Al implementar estas medidas, las organizaciones pueden crear un entorno laboral más saludable y apoyador, lo que a su vez puede mejorar la salud mental de sus empleados y contribuir al éxito general de la empresa.

Además de todas estas medidas es clave hablar el problema para normalizarlo, como apunta Rocío Aragonés, directora de RRHH de Mapfre Iberia: “es importante trabajar en la concienciación y sensibilización sobre temas de salud mental, con el fin de eliminar la estigmatización y normalizar los diferentes estados de ánimo y emociones que vivimos”. De esta manera será más fácil para los profesionales hablar de sus necesidades emocionales y mentales y la organización podrá tomar las medidas oportunas para favorecer un entorno y clima laboral más saludable para todos.

Etiquetas:

Más artículos que te pueden interesar

Pásate a una forma más fácil de gestionar personas

Escríbenos para analizar tu caso y dar el primer paso juntos.